LG MUSIK
¿Quieres meditar y no sabes por dónde empezar? Comienza por estos 7 pasos…

¿Quieres meditar y no sabes por dónde empezar? Comienza por estos 7 pasos…

6

Hoy en día todos parecen estar en la meditación.  Tu jefa, tu vecina, y hasta tu mejor amiga aman esta práctica, pero… ¿por dónde empezaron?

La meditación, aunque suene intimidante, es más fácil de lo que crees, y los beneficios son muchos.  Después de todo, es más relajación, menos stress, dolores crónicos y riesgo de depresión.

Con esta guía que te damos a continuación podrás empezar tu nuevo ritual favorito, toma nota:

1. Aléjate de los espacios ruidosos: No existe un mal sitio para meditar, pero elegir un lugar calmado te ayudará mucho más, sobre todo si estás comenzando.  Ya tu mente buscará sus propias distracciones, así que no hay necesidad de agregarle ruidos externos a tus pensamientos.

2. Busca la luz adecuada: Si eres una persona que se duerme con facilidad, medita en un cuarto con suficiente luz natural, así te mantendrás alerta.  Y a medida que vayas adquiriendo experiencia, puedes cambiarlo a una iluminación más ténue como la luz de las velas.  Al ajustar las señales de tu entorno, estás preparando el escenario para que tu mente se relaje.

3. Chequea tu postura: Puedes poner a tu cuerpo en cualquier posición que quieras; sentada, costada, de rodillas, lo importante es que te sientas cómoda durante toda la actividad.  Siéntete a gusto con la postura que adoptaste, sé consciente de no apretar tus puños o tu mandíbula, y descruza las piernas cuando estés sentada o acostada.  Sé libre de ajustar tu cuerpo si lo necesitas, así no concentras tus pensamientos en mantener una pose, si no en lo que verdaderamente importa.

4. Sé consistente: Mucha gente prefiere meditar en la mañana o antes de acostarse; esto permite que ya determines como vas a comenzar tu día, o que te desestreses al final de ella.  Como estás en el inicio de la meditación, puedes explorar distintas funcionas hasta dar con la que mejor funciona con tu rutina diaria.  Pero es primordial que seas consistente con esto.  Una vez que hayas encontrado el tiempo adecuado para meditar, no lo cambies por nada, ya que para ver resultados tomará un tiempo.

5. Acepta tus pensamientos (no los evites): Huir de pensamientos estresantes suele ser la principal preocupación de un principiante.  Tienes que comenzar por aceptar que la tarea de la mente es pensar, y que es inevitable que divagará mientras meditas.  Las personas no pueden dejar de pensar, así que debes enfocarte en redireccionar tu atención.  Observa tus pensamientos y tus sentimientos sin juzgarlos, y te ayudará a conservar la calma ante factores estresantes durante el resto del día una vez que lo domines.

6. Concentrate en tu respiración: Enfócate en una sensación del cuerpo, como tu respiración al inhalar y exhalar, o tu abdomen contrayéndose y expandiéndose mientras lo haces. Cuando un pensamiento que te estrese aparezca, no te preocupes, simplemente dirección tu atención al cuerpo, una y otra vez.  Y si ayuda, piensa en tu respiración como punto central de tu meditación.  Úsalo como el ancla de tu concentración.  Debes ver a la meditación como una manera de familiarizarte con el funcionamiento de tu mente.  A pesar de que estamos con nosotros mismos todo el día, pasamos muy poco tiempo analizando nuestros pensamientos y sentimientos.  Recuerda que este momenta será un momento para ti.

7. Comienza con poco: Al empezar en esta práctica, con que medites 3 o 5 minutos al día es suficiente.  Hacer cortos períodos de tiempo, pero todos los días, y a la misma hora, crea un hábito, que después podrás extender hasta la media hora… ¡Cuando ya estés listo!

E_Logo_blackBy E- Entertaiment.

 

 

Leave a Reply

UA-23038271-2